QUERIDAS AGUJETAS…

“Queridas agujetas…

Hacía mucho tiempo que no tenía el placer de estar con vosotras. Os echaba de menos. La verdad es que más de lo que podía haber esperado. Hoy me he levantado con esa sensación tan intensa, dolorosa y gratificante a la vez, del que sabe que ha hecho un esfuerzo y su cuerpo te lo echa en cara. Me ha entrado un poco la risa. 3 Km fueron, sólo 3. Y hoy parezco cual robot después del maratón. 

Me he reído de mí misma, he pensado en lo curiosa que es la vida, pero sobretodo en nuestro cuerpo, ese “ente” que se adapta a todo, que evoluciona y nunca está fijo. Hacía 4 meses, quizá más, que no salía a correr. La última carrera fue la de Ibercaja de Enero, creo que el 11 enero, en la que poco pude hacer por las molestias en la cintilla. Fueron 10 k.

Después el silencio. La negrura. El descanso infinito. El tiempo de convalecencia y de reflexión que tan bien me sentó, o no, que me exasperó, o las dos cosas a la vez. Los cambios requieren reflexiones, parones y vuelta a la marcha… Pues paré, vaya si lo hice. En seco. 

Me ha encantado hoy intentar pensar en esa sensación de dolor en el cuerpo, entre una mezcla de fastidio alegre, motivador y reconfortante a la vez, y el pensamiento positivo que me hace recordar. El cuerpo recuerda. Lo hace bien. Tu mente hace desaparecer inteligentemente recuerdos desagradables pero están marcados en tus músculos, huesos y ligamentos.

Tenía ganas de estar con vosotras un ratito, pero sólo un poco, no os vayáis a acomodar en mis piernas. Supongo que nos volveremos a ver pronto, pero espero que no vuelvan a ser las agujetas del comienzo del camino, sino de los retos venideros. Me ha encantado vuestra visita. Me ha encantado volver a disfrutar un ratito, cortito, del aire fresco de la montaña, aunque sólo sea por 3 km y con un calor espantoso…

Me habéis hecho recordar mis retos pasados, mis trofeos del 2017, muchos, mis esfuerzos, mis alegrías y mis sacrificios. Vuelve el lactato a recordarme lo que hace poco hacía, y lo ansía con muchas ganas. 

Te desafío agujetas. Te reto para pronto. No desaparezcas tanto tiempo otra vez.

Te espero”.

Isabel R.

Tapiz de sensaciones.