Ricas Vacaciones.

Tocaba descansar, sí, quizá a algunos les tocaba descansar. A mí se me abrían 3 semanas de un complejo puzzle, combinar familia, entrenes, viajes y otros quehaceres, y hacerlo sin que parezca que les fastidias la marcha a los que están contigo. Hay personas que no entienden que hacer lo que uno más le gusta no es trabajo, es disfrutar. Y a mi me gusta correr.

Es importante también que en tus planes incorpores a tu familia, para mi han sido los mejores entrenes en la piscina con mis peques, o cuando hacía las series, ellos en bici y yo a zapatilla… o cuando bajar una altísima montaña del Pirineo se ha convertido en mi entrene más intenso de ese día… Hay muchas formas de planteárselo.

Pero antes, en Julio, el 24, quitándome de nuevo la espinita del mar, con una travesía por el puerto de 2000 metros. Creí que había elegido mal el reto, que aún no era capaz, pero acabé tranquila, sin agobios, en un tiempo considerable y con ganas de más agua. Me gustó. Para esta ocasión quedé con algunos compañeros del club que son como delfines y van a todas las travesías…

IMG_8198

Y luego seguí con mis entrenes, torturándome con cada serie y cada tirada larga, pero sintiéndome cada vez mejor.

Acabé Julio, el 31, con la 10K de Aldaia. Juan me dijo que podría apuntarme y lo hice, claro, no voy a decir que no…

La tarde comenzó muy bien. Los pekes estaban muy contentos porque por fin, se organizaba alguna carrera para ellos. Varios triculps nos vimos en Aldaia con los nenes y comenzaron sus carreras. No hay mejor motivación que sentir que pueden hacer lo mismo que los adultos, y que son importantes y que se han esforzado y por eso les felicitas y que son unos campeones que no tienen miedo a nada…. ni a los niños más mayores contra los que les tocó competir…

Después la nuestra…

Volví a tener otro “zasca” ese día. Salí a tope y me quemé. Arriesgué y no pude. Corrí por debajo de 4 los 3 primeros km (3,50) y en el cuarto ya no podía con mi alma. Estuvo conmigo Raúl, en todo momento, sufriendo él porque veía que se me iban las plazas de podio, pero no podía forzar más. Me quemé. Había tenído esa desagradable sensación en alguna otra ocasión, y es muy muy angustioso. Tenía escalofríos, no me iban las piernas, me quemaban a la vez, veía que me alejaba de mi posición y me hundía…. pero tampoco podía parar… Creo que sufrí un golpe de calor. La tarde marcaba 37º cuando salimos a correr. El nivel de las de delante también era muy bueno, aún así conseguí acabar 5ª general y 2ª en mi categoría, pero no conseguí acabar la carrera con energía ni con buenas sensaciones. Aunque sí con una lección aprendida…

En Agosto todo más relajado, aunque seguimos sin parar: combinando algo de bici, mucha mucha carrera entre viñas y en acantilados, natación en playa y pisci, viajes a la montaña, montañas rusas, paseos, risas y cosas bonitas… Si te levantas temprano por la mañana y sales a correr, a los demás les da igual que hayas estado 1 hora o 2 fuera, y tú llegas con mucha energía, con satisfacción de haber hecho tus deberes y con ganas de comerte el día, la playa o lo que sea… Hay algunos que piensan que es mejor quedarse en cama. Yo prefería salir a correr por el acantilado y por el paseo. Y no estaba sola…

Y para rematar este intenso mes de vacaciones, las primeras en muchos años sin preocuparme de problemas laborales, con mucha lectura, descanso, viaje y lugares distintos… esta tarde correré “El Gran Fondo Internacional de 7 Aguas”.

Soy masoca, creo que mi entrenador ya me va conociendo. El año pasado acabé muerta en esta carrera, es uno de los momentos en que sentí que me quemaba, como en Aldaia. Las cuestas infernales, la carretera laaaaarga, más cuestas, calor… uf, es una combinación explosiva que me hizo mella. Y sin embargo, he querido repetir. A ver si he aprendido algo de estos retos duros, con condiciones duras. A ver si he aprendido a plantearlos de otra forma, a disfrutarlos y a extraer el mejor aprendizaje… No sé si lo habré conseguido, pero creía que podía cerrar este mes especial de esta forma especial. Os contaré qué tal.

Todavía no tengo mi calendario de Septiembre, no os puedo prometer nuevo reto, aunque me ronda por la cabeza… Me espera un mes confuso en muchas cosas, con mucho que recolocar y planificar, espero que no sea tan duro como las cuestas de hoy, pero me temo que puede ser incluso peor…  así que más vale prepararse.

Recuerda, no dejes de hacer lo que te gusta

Isabel

Comparte si te gusta