Latido

«Le retumbaba el sonido estridente de la canción que sonaba. En un momento dado, comenzaron a palmear, alguien bailaba… Sonrió. Así es como le gustaba estar en los sitios.¡Con la alegría de la vida desbordando!. Y aunque le doliese el oído y el alma, intentó relajarse».

Fundirse en los recuerdos

Recientemente gané el II premio de relato corto en la Comarca del Bajo Aragón, con el relato Fundirse en los recuerdos. Os muestro la obra escrita y la imagen que trabajé para ilustrarla.

Planes de futuro

El triatlón, y sobretodo, mis compañeras de ruedo, han hecho que sean unos meses un poco más divertidos, emocionantes y con un punto saludable para mis largas jornadas de estudio.